sábado, 16 de junio de 2012

Los GUTs irán al Ultra Trail del Aneto

Granada Ultra Trail, sigue creciendo y después del magnífico trail realizado el pasado fin de semana por la cumbre de Sierra Nevada, empieza la cuenta atrás del equipo para ir a participar a finales de julio en el Ultra Trail del Aneto.

Esta prueba a pesar de su corta vida, será su cuarta edición, se ha convertido en una clásica que todo corredor de ultra debe de hacer alguna vez en su vida.


Correr por los Pirineos es algo diferente, es algo que siempre se envuelve entre valles, torrentes, ríos, lagos, verde, verde y mucho más verde.
En esta edición hay inscritos un total de 1.100 corredores, con 3 recorridos diferentes por delante: la Vuelta al Aneto con 96 kms, las dos caras del Aneto 67 kms y el maratón del Aneto con sus 42 kms.


RECORRIDO DETALLADO Y VUELO VIRTUAL
(Se requiere Google Earth. Si no lo teneis descargar aquí):

1. Abrir fichero del recorrido aquí
2. Abrir fichero del vuelo virtual aquí 

Este año 5 componentes del Club vamos a trailear por el Puente de Senarta, Ballibierna, y por supuesto por Benasque, punto de salida y llegada. Todos estamos con una ilusión especial, ya que se trata la primera prueba en la que corremos en equipos: un equipo de 2 personas y otro de 3 por limitaciones de la organización, si bien no gustaría correr en equipo de 5 personas, que es al final lo que haremos. Dos componentes de La Zubia y 3 de Huétor Vega llevaran al Club por esas tierras, como mejor saben hacerlo, divirtiéndose, disfrutando y haciendo amigos. Objetivo terminarlo por todos los componentes, los que tienen más y menos experiencia; los que son más rápidos y los que somos más seguros; los que son más de subir y los que son más de bajar, todos con una única meta: FINALIZAR con buenas sensaciones.

Además es la primera vez en que vamos sponsorizados por PAPYRE www.grammata.es, empresa lider de venta  y comercialización de eReaders y Tablets, y por SOLO AVENTURA www.soloaventura.com, tienda especializada en material de trail y de montaña.




Intentaremos dar seguimiento de la prueba desde facebook para compartirlo con todos.
DIAS QUE FALTAN


domingo, 6 de mayo de 2012

III RUTA DE LAS FORTALEZAS (21/04/2012)


Como ya anuncié en mi anterior crónica, esta vez tocaba en Cartagena. La Armada Española nos tenía preparado un Reto: correr 51 kilómetros en un tiempo máximo de 12 horas pasando por algunas de las  fortificaciones más significativas de la ciudad de Cartagena, entre las que se encuentran castillos, murallas y baterías, muchas de ellas consideradas bienes de interés cultural. Un recorrido con un constante sube y baja, donde se pasa de estar a nivel del mar hasta alcanzar un desnivel acumulado de más de 1500 metros. 
Esperaba con ilusión y con respeto esta carrera porque con ella cruzaba el límite del maratón en montaña. 
Prometía ser una gran carrera y lo fue, si además se le suma la compañía de buenos amigos. Esta es la crónica.

Cerca de las 21h. llegamos al Puerto de Cartagena, Marco y yo para recoger su dorsal.  Quiero darte las gracias Pablo García por ceder tu dorsal. El año que viene te esperamos allí y espero que puedas compartir la ruta con nosotros. Seguidamente fuimos a la estación de trenes para encontrarnos con Juandedios. Él me había recogido el dorsal el día de antes. Gracias Juandedios por tus gestiones.
Como en toda buena carrera que se precie no podía faltar la cena de la pasta. Aparcamos cerca de la meta y a un par de kilómetros de la salida. 
Llegó el gran día, era sábado y tocaba madrugar. Tras el desayuno pre-competición y con el sol ya despuntando nos dirigimos hasta la Plaza de los héroes de Cavite. Cerca del arco de salida nos encontramos con Juan Ramón y su equipo de fontanería Martínez formado por Nino, Fernando, Antonio y Pablo. Esta carrera se puede hacer de forma individual o por equipos de 5. Tras el solemne izado de bandera con el himno de España, se dio el pistoletazo de salida a las 8:00h. Os dejo un vídeo cortesía del señor Bijaaaain donde se hace palpable la emoción y los nervios previos a la carrera: salida plaza héroes de Cavite

Salimos por las calles de Cartagena cerca de 3000 corredores hasta el que sería nuestro primer destino: la ascensión al monte el Calvario por una empinada cuesta de unos 2km entre asfalto y tierra. Aquí me encontré con Juandedios y fuimos un rato juntos. Arriba nos recibía una banda de música junto a la ermita del Calvario. Nos encontramos con el primer puesto de control y avituallamiento de líquido, en el kilómetro 4,7. Después de marcarnos con un sello en el pasaporte, tomamos una senda asfaltada hacia abajo. En el descenso impresionaba la larga serpiente humana que iba detrás comenzando la subida y los helicópteros de la Armada. En este primer tramo Marco se unió al equipo de Jose Ramón conformando el "sexto elemento", jeje. Os dejo otro vídeo de José Ramón de este primer tramo: subida y bajada Monte del Calvario 

El siguiente objetivo era coronar el monte de San Julián a casi 300 m de altitud. Fui trotando en la subida con buenas sensaciones. Aquí nos cruzábamos con los que ya bajaban del Castillo de San Julián. Una vez arriba, en el kilómetro 12 aproximadamente, las vistas eran impresionantes: la bahía de entrada al puerto de Cartagena, el inicio de la carrera, el Monte del Calvario. Al fondo los siguientes puntos a coronar como Galeras, Atalaya y castillo del Roldán. Coronación al Monte de San Julián y bajada

Tras pasar por el segundo puesto de control y ticar el pasaporte emprendí la bajada por una de las partes de la carrera en la que más disfruté. Se trata de un desfiladero que baja del Castillo de San Julián. Zona técnica, escarpada, con zonas de piedra suelta y otras con piedras clavadas en el suelo en forma de pico. Aquí me dejé caer con paso seguro y fui adelantando a mucha gente. Se notan los entrenos por los cortafuegos del llano de la Perdiz y por Sierra Nevada, jejej. El desfiladero desemboca en otra estampa magnífica de la carrera: Cala Cortina, kilómetro 14,7 y tercer punto de avituallamiento con líquido y fruta.  
Tras el rápido descenso llegamos a una zona de llaneo por asfalto que nos devuelve a la ciudad de Cartagena. Aunque llevo las endorfinas disparadas prefiero ser prudente y no apretar en exceso ya que todavía quedan muchas fortalezas por coronar. El siguiente objetivo: Castillo "La Concepción", también conocido por los lugareños como Castillo de los patos
La subida al Castillo de al Concepción es corta pero intensa. Llego trotando a una explanada donde espera el tercer punto de control y avituallamiento con agua, barritas y fruta. Es el kilómetro 20 aproximadamente. Desde aquí se divisa la bahía naval de Cartagena y  los siguientes retos: Castillo de Galeras y Castillo de las Atalayas. Descendemos hasta salir a las principales calles de Cartagena donde hay gente animando, rumbo al siguiente punto estratégico: batería de Fajardo en el kilómetro 25,5 de carrera. 

En este punto hago un pequeño descanso para comer en el avituallamiento sandwich, donut y fruta. Este es el avituallamiento más completo de toda la carrera. Hasta ahora todo va marchando bien. Desde aquí se ve a lo lejos el Monte de Galeras con su castillo. Coronamos el Castillo de Galeras sexto punto de control y avituallamiento. Pasamos por  dentro de la muralla del castillo que está abierta con motivo de la carrera ya que es zona militar. Salimos del castillo amenizado con musica estilo "pachún-pachún" que levanta el ánimo en el kilómetro 30 de la carrera. 

Bajamos por asfalto siguiendo el mismo camino por el que se subió en dirección a uno de los huesos duros de la prueba: la subida al Monte de las Atalayas. Por una vereda vertiginosa comienzo el ascenso hasta el Castillo de las Atalayas sin prisa pero sin pausa, paso a paso. Tras pasar por el punto de control y avituallamiento bordeamos el castillo y volvemos a bajar por donde subimos antes. Es el kilómetro 40 y una vez más tengo fuerzas reservadas para disfrutar de la incomparable sensación de dejarme caer monte abajo. Tras la vereda continúa una fuerte pendiente hacia abajo de asfalto (ésta si se me llega a atragantar) y comienzo a notar una pequeña molestia en el empeine de los pies. Ya se va haciendo patente la carga de kilómetros. 

Ya sólo quedan los dos puntos más complicados de la carrera: el mirador del Roldán y la batería del Roldán, emplazada en la cima del monte Roldán a 495 m. Por una pista de tierra inicio el ascenso hasta el mirador del Roldán, trotando en las zonas de menor inclinación pero reservando en todo momento. Una vez allí me encuentro con lo más duro, la parte que desde el comienzo sabía que tenía que afrontar con suficientes fuerzas. Un militar de la Armada indicaba el ascenso vertiginoso hacia lo alto del castillo del Roldán. Los excesos cometidos durante la carrera se ven reflejados claramente en este tramo. Al poco de empezar la ascensión ya había gente parada al borde de la vereda sufriendo calambres, fatiga y bajadas de tensión siendo atendidas por los enfermeros. Pasito a pasito y controlando la respiración voy ganando altura. Las vistas del mar son impresionantes. Una vez arriba me pone el sello en el que será el último punto de control antes de la meta. Pero todavía queda lo peor o lo mejor, según las fuerzas que conserves. Gracias a los vídeos del Gran José Ramón(Castillo del Roldán) , sabía que después de esta subida en el kilómetro 45 aproximadamente, seguía una bajada salvaje por una senda de vértigo en zig-zag, bastante técnica y escarpada. A esta dificultad había que sumarle la carga muscular que ya en el kilómetro 45 llevaba en las piernas. En toda la carrera iba pensando en esa bajada, reservándome y lo conseguí. Fueron cerca de 3km en los que sentí poco a poco que cuerpo y mente iban conectados, en perfecta unión con la naturaleza, sientes que entras en estado de flujo, sientes una paz y felicidad absoluta. Una vez abajo volví a tomar la pista del parque de Tentegorra donde me crucé con mucha gente que iban camino para tomar la subida a la batería del Roldán. La emoción por llegar hizo que acelerara, el gemelo izquierdo comenzaba a mostrar signos de fatiga, por lo que tuve que aflojar el ritmo de carrera. A lo lejos vi a una chica que en una subida me adelanto, iba muy fuerte. Le eché el lazo, jejeje y en los últimos kilómetros la alcancé. Ya estaba en el acuertelamiento, apurando mis últimas fuerzas apreté para no ser alcanzada y lo logré. Llegué a meta con el esprincito como diría mi buen amigo Nando, parando el crono en 6h 16m 6s. Allí ya estaba Marco esperándome para felicitarme. 

Las clasificaciones quedaban así: 4ª en mi categoría senior femenina a 5 minutos de la tercera. 4º en su categoría senior masculino para Marco. Ganadores por equipos a Fontanería Martínez en 4h 51m ¡Enhorabuena chicos!
Destacar en esta carrera el esfuerzo, compañerismo y la unión de este equipazo, así como la ayuda desinteresada que mostró Marco por ellos. Sin apenas conocerlos les acompañó, les ofreció su ayuda y apoyo. Os dejo algunas fotos bellísimas que reflejan mejor que las palabras lo que quiero transmitir y el video emotivo de entrada del gran equipo : 




Entrada a meta pletórica
Tras el esfuerzo llegó la recompensa

Aquí junto a mi buen amigo Juandedios, gracias por haberme ilusionado desde hace un año para que fuera a esta carrera. Repetiré sin duda. Espero verte pronto en alguna carrera por tierras granadinas. 
Que decir de este equipazo formado por personas que apenas se conocían y consiguieron estar a una, superando el sufrimiento y dando muestras de compañerismo, espíritu montañero al 100%  
Una suerte encontrarme en el camino con gente como vosotros. 
Gracias una vez más por compartir tus vídeos, me han ayudado mucho para afrontar esta carrera. Un placer conocerte. Espero que volvamos a coincidir en otra carrera, ya sabes que en Granada tienes una amiga. 

Hasta ahora mi planificación va por buen camino. La idea de ir realizando carreras de menos kilómetros a más está resultando. Mi último objetivo (por ahora) serán los 101km de Ronda. 

lunes, 30 de abril de 2012

Aquarunning en Sierra Nevada

Con este mensaje, nuestro presi Emilio, nos plantea su propuesta de trail para el sábado 28 de abril: "Subir en el bus desde Granada-Hoya de la Mora, bajada por las pistas calentando, circuito de Fuente Alta unos 4-5 kms; Cruce de la carretera, bajada de un cortafuegos que algunos ya conocéis; y cogida de la senda que nos lleva hasta el convento de San Jerónimo, Diéchar, Central de la Vega, Los Cahorros, Monachil, Los Neveros, Ruta del Colesterol, Palacio de congresos. No sé, cuanto sale, pero rondando los 35 kms, en tendencia de bajada siempre. Pasamos de 2.500 m a 740 m de GR, vamos que está chupao. Único malo:una predicción meteorológica infernal, mucha lluvia, posible nevada".

Tal y como decía la predicción meteorológica, el día amanece con lluvia intensa, en realidad no ha parado de llover en toda la noche. Ni me planteo quedarme en la cama, pienso que si la salida se anula ya me llamarán para avisarme, yo no seré quien me raje. Habíamos quedado para ir en coche hasta la estación así que pasó a bucarme Erleon y nos encontraríamos con Emilio y Manuel un poco más abajo. Allí estabamos los cuatro, parece que la lluvia no nos iba a parar... Una vez en la estación se unió Vanesa, los 5 magníficos. Por el camino llovía tanto que desde la ventana parecía que estábamos en un acuario.

Nos bajamos en la parada del albergue universitario y entramos para colocarnos bien el material para evitar mojarnos en la medida de lo posible. El tiempo estaba chungo pero mi cara de felicidad y la de Emilio no se me olvidará nunca. Yo creo que estábamos como niños en una aventura.
Hay una frase que tengo clavada en mi mente, que forma parte de ese ideario colectivo recurrente, muy pronunciada en mi seno familiar, que no puedo evitar evocar "Para bajar todos los santos ayudan". Pues va a ser que no. Al menos no cuando hablamos de bajar de 2500m punto de salida Hoya de la Mora (Sierra Nevada) durante 26 kms hasta los 700m de Huetor Vega por cortafuegos, senderos, trochas, sube-bajas constantes y con condiciones climáticas adversas. Esta ruta es preciosa y un poco "parte-piernas". En montaña no hay bajadas puras, siempre aparece por sorpresa un repecho que subir,  o varios. Y los cortafuegos ya se saben como son, las piernas trabajan mucho. De hecho ahora que estoy escribiendo esto tengo agujetas en las piernas que me hacen andar cual robocop.
Perfil ruta
Perfil
 Supongo que si hubiera hecho otro tiempo, con sol y calor la experiencia hubiera sido totalmente diferente. Misma montaña, diferentes sensaciones. Cada una tiene su encanto, en esta ocasión no me costó disfrutar. Tenía ganas de correr, muchas ganas de hacerlo en buena compañía, más ganas aún de hacerlo en la intimidad de una salida entre amigos. Y bueno, la lluvia, digamos que a parte de casi salirnos branquias, para mí mejoró el trail. Paró de llover cuando llegamos a Monachil, es decir estuvimos 4 horas bajo lluvia y a menos de media hora del final, paró. 
Me auto-proclamé fotógrafa del grupo así que pude hacer un reportaje gráfico de la salida hasta que mi móvil "murió" ahogado. Sin duda, la belleza de la ruta incluso bajo agua, es ESPECTACULAR.
Bajando por La Maribel
Pasando por cañones

Granizando


Cual cabras






Corriendo felices

Hidratándonos




















Bosque nevado





Runners en la niebla
¿Por dónde va el camino?
Marco de fotos natural
Gesto obsceno de la roca
Y aquí un pequeño vídeo:



lunes, 23 de abril de 2012

Corre-drogo-dependientes

Hace tiempo que no metía un post en el blog, pues me había buscado algunos “negros”, para que lo hicieran por mí, pero a pesar de estar fundido, estoy volviéndo a encontrarme en lo más básico de mí, y cada vez tengo algo más claro: estoy “enganchao”. He tenido mono, he tenido momentos de altísimo delírio, de subidón-subidón, de arrastrarme y he llegar a ser un sumiso.

Se puede decir como deseemos, se puede decir con palabras mas o menos técnicas, pero quien corre trail es un corre-dependiente; un correadicto: vamos dicho en “roman paladi” un drogata del trail.

Hay quien solo puede tomar alcohol nada más levantarse, o ir rápidamente a jugar a las maquinitas, pero también los hay que se levantan se pegan una buena comilona de reservas de hidratos, o de huevos fritos, y se van al monte con las cabras.



Pero ¿cómo hemos llegado a esta situación?, ¿Qué hemos hecho mal para ello?
Todos sabemos que si haces un esfuerzo físico elevado, tu cuerpo se cansa, (que contaros), y por tanto te da un toque de atención, diciendo: “compradre, dame un descansito”, que no solo de trabajo vive el hombre. El hombre nació para estar de pie o tumbado, pero no para correr. Para eso se crearon los guepardos, los galgos y las gacelas.

Pero te pones a correr, y te dices: “joder lo que hago andando en 1 hora, lo hago corriendo en 20 minutos”. O sea, le empiezas a encontrar algo "el tranquillo" que te atrae, pero al mismo tiempo te atrapa; y ya tu libertad no es tuya. Te acabas de pasar al lado oscuro, ese en el que ya no eres tú, eres el que solo vive para correr; el que solo sale para ir a Bikila, al Sprinter, o al Decathlon; si coges el ordenador, no le preguntes que está haciendo: está viendo webs de carreras; está en foros de carreras o de fondistas; y en el Facebook solo comparte cosas con gente que corre. Por tanto es un Yonki del correr y además se le nota. Se le salen las orejas y se le afila la nariz.

Como dije en un post en junio del 2010, titulado Chamonitix: Nueva pandemia, aquí está naciendo un síndrome que es nuevo, es doloroso, tiene efectos secundarios a largo plazo y sobre todo es muy, muy contagioso.

Eso de mirar las montañas, para ver por donde es más jodido subir, es una total realidad; y eso de solo salir con gente que solo habla de aquella o tal carrera, también. Luego en el Facebook, nos desbocamos y sale lo peor de nosotros. Todos nuestros miedos a lo desconocido: y preguntamos a una y a otro; salen nuestras dudas, y leemos y leemos para informarnos de cual o tal material; pero sobre todo, hablamos y hablamos: como los alcohólicos en sus momentos álgidos, no paran, no paran y además lo hacemos con cualquiera que lleve unas mallas puestas o tenga pinta de ser un buen confidente, de “correrías”.

Hasta nuestra pareja empieza a notar cosas raras, porque incluso cuando pide ir de tiendas, no le pones ningún obstáculo, porque sabes que pasarás por tal tienda de deportes, y en medio del paseo le dices, jolín, mira que casualidad, estas son las zapatillas que ví en una página tal y me gustaron. Es decir, como cualquier drogata, eres adicto a la ropa deportiva como al correr, o sea, ya eres multidependiente, y además has empezado a mentir a tus seres más queridos. Económicamente las cosas, igualmente cambian, pues te lo gastas todo en zapatillas, en camisetas, en inscripciones para carreras, en viajes, en geles, en lo que sea, pero, del temita.

Incluso, ya te apuntas a un Club, esto ya es la bomba, para estar completamente abducido, y para hacer terapia de grupo, pero que te engancha mucho más.
Lo peor de la droga es que cuanto más la pruebas más te gusta, o al menos eso te dicen, y vas teniendo etapas: o sea pasas del porrillo a algo más duro.
Pues el correr es lo mismo: pasas de salir a perder unos kilillos por el parque; a correr por montaña; a plantearte a correr un 100 kms; o incluso ya los muy enganchaos y sin remedio a correr un ultra por montaña. O sea, son ultra-adictos.
Creo que tu túnel empieza a no tener salida, el fondo está todo oscuro, y estás metido hasta el tuétano.

Pero llega el día ese en que te das cuenta, porque todo el día de antes has planeado salir solo a correr por el monte, tienes el track metido en el Gps, sacado de Wikiloc, la mochila, los geles. Lo tienes todo, pero te levantas ese día a las 5:30 de la mañana y llueve. Pero tú dices, joder que bien, así podré probar el agarre de las zapas nuevas, y además podré probarme en una situación adversa como me encontraré en Chamonix un día; y además probaré aquel cortavientos de 150 euros, que decía que era un impermeable cojonudo, con goretex, cool-plus, que abrigaba pero no empapaba y sobre todo de un color superllamativo. ¡Cómo me lo voy a pasar de bien!. Y no has visto que hace un día de perros y ni los pájaros ese día han sacado el pico del nido.

Pero tú, nada, dale que dale y subes, y bajas, y te mojas, y vuelves a subir, y vuelves a bajar, y te caes, pero no te duele; y vuelves a subir y vuelves a bajar. Estás en un momento de total delirium tremens, has perdido tu identidad, aunque pienses que la has encontrado; tienes momentos de subidón y de bajón; has visto las peores de tus miserias, y lo mejor de ti; y vuelves cansado a casa, cuando a lo mejor ni los tuyos aún se han levantado. En vez de venir con el periódico y una rueda de churros, vienes lleno de barro, dejando el salón de “grana y oro”, e incluso ya piensas: lo mejor sería meterme completamente en la ducha vestido y así a todo le quito, toda la mierda que trae del monte.
Ahí, justo ahí, has tocado fondo.
Lo peor de ti ha llegado.
Porque cierto es que has dejado en la ducha todo el barro que habías cogido, que te sientes incluso más relajado, pero es que realmente te da igual, en el fondo te estás bañando en tu gloria. Penoso, realmente penoso.
Incluso puedes tener casi neumonía, y dices, no: tengo que salir a correr para curarme o para de verdad ya morir en el intento
Yo pienso, que alguien tiene que ver la luz alguna vez, para intentar decirnos como salir de esta angustia que día a día te corroe, poco a poco nos consume, y que aunque nos obligue a ir un día al fisio, a tomar un ibuprofeno, incluso a estirar, no va a ser óbice ni obstáculo para justo al día siguiente tomar más droga, de la de volver a salir y correr hora tras hora.
Si analizáis este drogo-síndrome tiene todas las etapas:
  • Lo pruebas, te gusta, pero piensas que puedes dejarlo en cualquier momento.
  • Buscas emociones más fuertes, pero piensas que sigues siendo consciente de ello, y que no te vas a enganchar
  • Después mientes por ello a tus seres más queridos, por un entreno, por un material, por lo que sea.
  • E incluso pierdes la consciencia en momentos de entreno.
  • No comes porque has leído a fulano de tal, que es mejor correr sin comer;
  • O te atiborras de comida para que no te de un bajón, porque la última vez te metiste poco;
  • Y además luchas contra todo y todos, por hacer lo que a ti te da placer en la montaña, y no escuchas a nadie.
Chico, chica: "eres un drogata".
Eres un enganchao, y además tienes complicado el dejarlo.

Que parecido es todo, ¿¿¿verdad???

Un abrazo a todos esos enganchaos como yo, y que nos veamos algún día en un centro de desintoxicación montañera; "pero con 90 años de edad".
Emilio.

domingo, 25 de marzo de 2012

II TRAIL SIERRA DE HUETOR (25 de marzo de 2012)




Esta vez tocaba aquí en casa, un trail que discurre por el Parque Natural de la Sierra de Huetor. Me he sentido como los deportistas en su campo de juego. Sus veredas y parajes han sido testigo de
mis inicios con la bici de montaña, junto a Granabike, y las responsables de que consiguiera
apasionarme el correr por montaña, junto a buenos amigos como en rutas nocturnas de nuestros San Martes (Sollauras). La organización aquéatacamos, la misma que organizó el trail de Cabo de Gata, nos tenía preparado un recorrido impresionante 100% "montañero cabruno", de 24,6km y con desnivel + acumulado de 1390m.

Como en todas las carreras, mi ritual previo a ellas comenzaba un par de horas antes. A las 7h sonaba el despertador para ingerir mi Super-desayuno compuesto por naranja, plátano, leche, tostadas de aceite y miel, sin olvidar el huevo cocido. Ya en el coche junto a Emilio Mancilla, Francis y Gustavo íbamos ilusionados comentando lo que nos esperaba e intentando tranquilizar a Gustavo que iba "atacaó", jeje.

Llegados al Centro de Visitantes de Puerto Lobo, lugar desde donde se organizaba la salida y meta, fuimos encontrándonos con el resto de compañeros y amigos de batallas: Marga, Pablo, César, Antonio ErLeon y su familia, Manolo, Antonio Manuel, Aaron...el gran equipo de los
Cualquieras con Ricardo, Javier Hernáiz, Luis Angel, Ñusi, Paqui, Santi, Moi...
A las 9.40h, a modo de cajón de control, nos fuimos colocando bajo el arco de salida mientras anotaban nuestro dorsal. Las ganas y los nervios por comenzar a zapatear el corazón de la Sierra de Huetor estaban a flor de piel. Ocho valientes GUTs preparados para disfrutar y sufrir de lo lindo.
Ha muchos se os ha echado en falta: Emilio J. que te deseo una pronta recuperación, al igual que a Salva. También nos hemso acordado de Javi M., de Xurxo (que estás más perdío que le Fari en un concierto de Heavy Metal), nuestra 3ª Supernena Mª del Mar Lloret (desertoraaaa, jeje), Laure (que dentro de poco regresará a las filas, dando caña), Mario...

Tras el pistoletazo de salida a las 10h, senderistas y corredores comenzamos el trail. Nada más empezar nos encontramos con una vereda en gran pendiente ascendente y pedregosa de 1km y medio aproximadamente. Nos sirve para ir sacudiéndonos el frío mañanero, ir entrando en calor y para mentalizarnos de que será una carrera dura en la que hay que ir reservando para poder acabarla dignamente.

Una vez que llegó al final de la cuesta me dice uno de la organización que voy 4ª. No le doy mucha importancia y sigo a mi ritmo, tranquila, intentando reponerme poco a poco de la subida en lo que ahora es todo bajada por la vereda. El flato comienza a dar pequeños mordiscos, intento controlar la respiración y así, consigo que no vaya a más y lentamente desaparezca.

En esta ocasión decidí no llevar agua, por sentirme más "libre", además porque había muchos avituallamientos, porque las dos horas previas había bebido mucha cantidad de agua y porque el día se presentaba nublado. El experimento salió bien (siempre he corrido con botella en la mano, me daba seguridad, después pasé a la riñonera, presiento que me estoy convirtiendo en una "cabra", jijiji). En ningún momento noté falta de agua. Los avituallamientos eran abundantes y estaban estratégicamente situados.

Continuamos por una pista y allí me voy encontrando con algunos de los Cualquieras, con los que vamos compartiendo parte del camino: Gustavo, Luis Ángel...En este tramo me adelantan dos chicas. Yo sigo fiel a mi filosofía disfrutar y marcarme mi propio ritmo, ya que queda muuuucho
camino por delante.

Reservo mis fuerzas para una de mis veredas favoritas que vienen a continuación: la Cañada del Sereno. Es el tipo de vereda que va más conmigo: descendente y donde mejor puedo dar brincos como cabra entre piedras. Para subir aún más si cabe el nivel de adrenalina que llevaba, me encuentro en el inicio de dicha vereda con las chicas del Club Ciclista en Femenino. Vitoreando mi nombre a lomos de sus bicis de montaña; este es el mejor gel que me podría haber tomado. GRACIAS chicas, sois geniales. Tomo a todo gas la bajada (km15 aproximadamente).

La siguiente vereda que nos espera es la de la Cueva del Agua, aquí comparto parte de trayecto con Javier Hernáiz y Ricardo. Esta vereda es empinada y la voy tomando poco a poco a trote cochinero contando únicamente los pasos que voy dando al frente. Después pasamos junto a la Fuente de la Teja y allí es donde comienzo a ver a la 6ª fémina. Como ya he dicho antes, no voy a por el podium pero un aliciente así no desagrada a nadie ¿no?

Intuía que no podía estar muy lejos la famosa Cuesta que ninguno encontrábamos en los entrenamientos. Lo que no sabía era que fuera una gran y larga "Cuesta del Cachondeo", ¡menudo mazo cerca del km 20! No llegó a darme ninguna pájara, aunque si noté que iba bastante justa de fuerzas. Me concentré en la respiración y en el paisaje, como suelo hacer en estos casos. Al fondo, muy cerca, la otra chica, que a modo de cuerda invisible iba tirando de mí. Fue imposible mojarle la oreja. La perdí de vista en cuanto terminó la cuesta y comenzamos a llanear. La parte que viene ahora la conozco, es el regreso a la vereda que fue punto de salida pero esta vez hacia abajo. Esta parte final es donde mejores sensaciones tengo, sé que voy justa de fuerzas pero me dejo caer "salvajemente" entre las piedras, ya conozco el camino de vuelta y sé que estoy muy cerca de meta, 2km aproximadamente, ahora sólo queda dejarse llevar por la fuerza de la montaña y disfrutar.

En la proximidades de la meta se encuentra Lara, Hanna, Oli, Maya, los Cualquiera y una familia de mi escuela insuflándome el último aliento para cruzar el arco de Meta.











Paro el crono en 2h 48m, mi meta personal alcanzada: bajar de 3horas. No obstante, ¡¡¡vuelvo a hacer podium!!!
quedando la 7ª en la clasificación general de féminas y la 3ª en mi categoría. El speaker de la organización se equivoca al nombrarme y pronuncia mi nombre como la 1ª absoluta (categoría). Así que la foto a pie no es fiel a la realidad. ¡¡¡Otra más a la saca!!!

Una vez finalizada la entrega de trofeos, la familia de ErLeón, de Roberto, Marga, Pablo, Maya y algunos Cualquiera aprovechamos para terminar el día con un buen 3er. tiempo, en un almuerzo-picnic muy rico en el merendero del Centro de Visitantes de Puerto Lobo.

Mi enhorabuena a Emilio Mancilla, que para ser su primer trail ha estado genial. A Ñusi y Paqui, que han afrontado con valentía su segundo trail y quedan siempre con ganas de repetir en el próximo. A mi Supernena Marga, que cada vez crece más en los trails y por su entrada pletórica junto a Manuel . Pablo Castillo enhorabuena y espero que te recuperes pronto de tus molestias gastrointestinales. A Luis Ángel, por luchar por seguir a pesar de tus molestias en la rodilla y gemelo, cuídate. A César, Aaron, ErLeon por vuestros tiempazos, y a todos los Cualquieras y GUTs que hemos corrido hoy por nuestra magnífica Sierra de Huetor.


La próxima carrera será la III Ruta de las Fortalezas el 21 de abril, viajaré hasta Murcia. Este sí será un Gran Reto. No conozco tan bien esa zona como la de la Sierra de Huetor, pero estoy segura que me traeré en mi mochila vital el recuerdos de impresionantes panorámicas de una costa agreste entre las Fortalezas de Cartagena. También, como no puede ser de otro modo, espero con ilusión reencontrarme con buenos amigos con los que pasar un gran fin de semana.

jueves, 8 de marzo de 2012

IV TRAIL CABO DE GATA-NÍJAR (4 de marzo de 2012)


El pasado 4 de marzo se celebró el IV Trail Cabo de Gata-Níjar, el cual transcurre por el entorno del Parque Natural de Cabo de Gata, con 29.2km y 300 metros de desnivel positivo y negativo. Este trail da el pistoletazo de salida al calendario de carreras oficiales que nos esperan este año.

Llevábamos varias semanas ilusionados por el viaje. Sobre todo porque no sólo vivimos la competición, también los días previos. Así algunos decidimos aprovechar la carrera para pasar un fin de semana turístico en compañía de la familia y amigos. El viernes por la noche llegamos al complejo turístico de los Escullos en Almería Pablo, Marga, Maya y yo. Allí ya estaba ErLeon y su familia. Nos quedamos en unos preciosos bungalows.
El sábado, a las 11h. fuimos a recoger los dorsales a Rodalquivar, lugar desde donde saldría la carrera el domingo. Paseando por sus calles nos sorprendió ver que en la entrada del pueblo había muchas casas abandonadas y en ruinas. Pertenecen al poblado minero "Fábrica y minas de oro de Rodalquivar".Después nos acercamos hasta San José que sería el lugar de meta. A escasos metros de la playa, estaban preparando la logística de la llegada y pensamos ¡qué buen baño nos vamos a dar cuando termine la carrera! aunque sólo fueran las piernas. Maya, Hanna y Oliver se lo pasaron en grande. Gracias a todos por este fin de semana tan especial.
Guardo gratos recuerdos de las cenas en el porche-caravana de Erleón y Lara, con Pablo, Marga, Roberto y su familia. Allí compartimos comida, charlas y nervios antes de la carrera. En la velada no faltó de nada: la ya habitual en todas estas citas "Empanada Popoye Power", pollo agridulce y mucha pasta.

El domingo a las 6.30 ya estaba en pie para desayunar con tranquilidad y desplazarnos en coche a San José. A las 8.15 un autobús de la organización nos llevaba desde San José hasta Rodalquivar. Allí nos encontramos con los demás compañeros de Granada Ultra Trail, Aaron y Manuel, el grupo numeroso de los Cualquiera y los Pichuris. Tras calentar, hacer la foto grupal de rigor y con mucha espectación, fuimos colocándonos bajo el arco de salida. A las 10.00 comenzamos la carrera.

Los 5 primeros kilómetros comienzan en el sendero cerro del Cinto con una fuerte subida. En los tramos donde se estrecha el sendero se producen pequeños embotellamientos, por lo que el haberme posicionado cerca de la cabeza me ayudó a parar muy poco. Tras superar la subida pasamos por el cortijo del Fraile, un edificio en ruinas y lugar en el que Federico García Lorca se inspiró para su obra "Bodas de sangre". Lo que queda de camino es prácticamente llano y mucho pisteo. En el paisaje predomina la vegetación esteparia con esparto, pitas o chumberas. Dejo que mi mirada se pierda en el horizonte, me concentro en la respiración y en cada uno de mis movimientos y casi, sin darme cuenta, comienza mi momento zen. Alcanzo a los "Pichurris", Pablo Conde y Luis Ángel. Durante parte del camino voy con ellos. Un par de kilómetros por asfalto-dónde ya comienzo a encontrarme con senderistas que nos animan al vernos pasar- nos conducen hasta el inicio del sendero Caldera de Majada Redonda. Gran parte de este sendero continúo con los "Pichurris", a galope por que iban marcando un ritmo frenético. Me sentía libre como si volaba. Gracias a los dos por acompañarme y animarme. Y si no tenía suficiente aliciente para correr rauda, los senderistas con los que me iba cruzando me gritaban "¡venga, ánimo que eres la 2ª chica!" Nos adentramos en una rambla bastante incómoda para correr ya que era de arena de playa. Esta parte la recuerdo como la más larga y difícil; al no tener buen apoyo en la pisada por la arena comienzo a notar los tobillos cansados, tengo que aflojar el ritmo y me voy separando de los "Pichurris". Tras un par de kilómetros por asfalto, pasamos por el camping de los Escullos. Están esperándonos para animarnos Lara, Maya, Hanna y Oliver. Continúo por un camino más cómodo de pista. Voy por el Km 23 aproximadamente, y ya voy notando los cuádrices algo cargados. Los kilómetros que quedan para llegar son bastante llanos, así que busco un ritmo alegre pero sin pasarme, constante, reservándome para el sring final. Comienzo a notar cansancio así que me tomo una de mis barritas "GUTnísimas" para afrontar con energía la llegada a meta. Al ver al fondo el arco de meta me preparo para el sprincito. Allí están algunos de los compañeros de Cualquiera puede hacerlo, animando. Siento una gran satisfacción tras cruzar la meta en 2h 49´ 48´´. Poco a poco van llegando los demás: Pablo Castillo, Marga con una gran sonrilla, Aaron...Tras la llegada nos espera una gran paella que tomamos todos juntos con las familias que se habían desplazado hasta San José para animarnos en la llegada.
Para mayor alegría, en la entrega de premios ¡subo al podium! quedando la 2ª clasificada en la categoría senior femenina. El trofeo es un plato de barro muy bonito; en el salón de mi casa queda fabuloso.

Mi enhorabuena a todos los compañeros que han participado en el trail. A Ñusi y Paqui porque ha sido su primer trail y han conseguido acabarlo como campeonas; a los Pichurris, porque aunque estaban lesionados (o al menos eso decían, jeje) no veas como tiraban de mí rambla abajo; a Pablo porque aunque ha tenido momentos de bajón a conseguido superarlos y entrar a meta pletórico; a Marga por disfrutar con su primera carrera de trail y quedar 8ª en la clasificación general de mujeres; a ErLeon, Aaron, a Manolo y a todos los Cualquieras por sus buenos tiempos. Se os ha echado mucho de menos, César, Emilio, Salvador y JavierM.

Aunque he echado en falta zonas técnicas, perfiles más juguetones y vistas al mar, he de decir que este trail me ha gustado, me he sentido bien. Los avituallamientos estaban muy bien organizados, cada 5km aproximadamente había plátanos, naranjas y líquidos. Correr sólo con el cinturón de hidratación ha sido una buena elección. Lo que no me ha gustado ha sido los tramos de asfalto y la rambla en las zonas donde había mucha arena de playa. En esta última zona me sentía como en una pesadilla donde quieres correr pero sientes que tus pies no se levantan del suelo. Bueno, visto de otra manera, tal vez eso me ha hecho no pecar en exceso.

El próximo será el II Trail Parque Natural Sierra de Huetor, aquí en casa, en Granada.

martes, 28 de febrero de 2012

Gran día de Andalucía: Cártama

Hoy día de Andalucía, todos los sur-parlantes hemos descansado, y en la medida de lo posible nos hemos acercado bien a las Instituciones o bien directamente a nuestra familia para disfrutar de ellos. Hoy ha sido un día especial para mí, en el sentido que ha sido la primera vez que he participado en un acto organizado por un Ayuntamiento, pero lo más increíble, es que no ha sido en mi municipio de La Zubia, sino que me he desplazado hasta el municipio de Cártama, en Málaga.
Los andaluces somos así de impulsivos, que le vamos a hacer: Sirva de ejemplo este video, de nuestro sentir


Es la primera vez que visitaba esta población, pues no se trata de un pueblo por el que se pasa habitualmente para ir a otro lugar, sino que hay que ir expresamente. Lo más cerca que había estado era en Alhaurín, corriendo su más que famoso maratón Alpino de Jarapalos.

Y los que me conocen, dirán que pinto yo, hoy en Cártama si hoy no había ninguna carrera por allí.

Pues simplemente he intentado acompañar a mi buen amigo Paco Eltziar en el homenaje que este Ayuntamiento ha realizado a algunos de sus hijos célebres, y entre ellos se encuentra D. Francisco Contreras, más conocido por todos nosotros como SUPER-PACO.


Hoy todos los cartameños han sabido por voz de su Ayuntamiento algunas de las grandes hazañas que ha realizado Paco, y que no debemos de olvidar del gran mérito que tiene el realizarlo con su edad, 73 años.

Todos los ultrafondistas que conocemos a Paco pensábamos que vaya pedazo de naturaleza que tiene el bueno de Paco, y que llevará corriendo toda la vida, y no sabemos que tan solo llevar corriendo 7 años, y que lo hace por prescripción médica, ya que un día el médico le dijo que tenía un poco de colesterol, y que le vendría bien andar un poco.

¡Paco, joder con el andar!, ¡Empezaste y no paras!

Al principio, empezó a andar un poco por su pueblo, de allí empezó ya de la mano de su hijo Paco a hacer travesías de resistencia, y de allí pasa a todas las ultras andaluzas y no andaluzas que se ponen a tiro.

Sin ir más lejos Paco ya ha participado en tres UTMB, 2008, 2009 y 2011, varios 101 kms de Ronda, Madrid-Segovia, AnimalTrail del Burgo, InfernoTrail de Tolox, Subida al Veleta, Sierra Nevada UltraTrail, y sin ir más lejos participará en el próximo Trail de los Bandoleros en 2 semanas, con sus 145 kms.

Todos los deportistas que hacéis ultrafondo sabéis de la dureza de nuestro deporte, de la fortaleza física y mental que hay que tener, y sabéis reconocer el esfuerzo que tiene el correr cualquiera de las pruebas con 30-40-50 y también con 73 años.

Si los deportistas valoran y evalúan esto, ¿como es posible que nuestra querida Federación Andaluza de Montaña no se de cuenta de ello, y haga un homenaje a este grandísimo deportista?.
Paco nunca hará una gran marca; Paco no utilizará ropa super-técnica; pero ni puñetera falta que le hace, él lo hace por él mismo, por terminar prueba a prueba, por ser auténtico, y por ir marcando una nueva marca en su inseparable báculo de madera.

Paco, si este humilde blog sirve también para sensibilizar a que nuestra ilustre Federación, haga lo mismo que tus convecinos te han hecho, doy mi tiempo en la redacción de esta entrada, por bien empleado.

En conclusión, Paco:

¡yo, de mayor, quiero ser como tú!,

Un abrazo